Tener lubricadas todas las piezas del motor es imprescindible para evitar su desgaste, evitar futuras averías y asegurarnos un buen funcionamiento.

El cambio de aceite es muy importante por diversos motivos:

El aceite forma una capa lubricante entre las piezas del motor reduciendo el desgaste de las mismas y garantizando así un buen funcionamiento del vehículo. Este también ayuda a mantener limpio el motor, ya que arrastra todas las impurezas además de favorecer el enfriamiento del motor, ya que lubrica anillos, pistones, cilindros….

¿Cuándo debe realizarse el cambio de aceite del motor?

Es aconsejable realizar un control periódico sobre su nivel y realizar el cambio de aceite siguiendo las recomendaciones del fabricante. En los aceites minerales no es aconsejable superar los 5.000Km, en el caso de los semi sintéticos 10.000Km y en los sintéticos pueden llegar a los 15.000Km de vida útil.

¿Qué ocurre si circulamos con un aceite en mal estado?

Se producirá un anormal funcionamiento del vehículo que puede provocar un desgaste en las piezas internas del motor. Estos recambios del coche están sometidos a un rendimiento tan exigente, que podemos provocar una avería que nos obligue a sustituir todo el bloque motor.
Realizar un control visual de nivel de aceite cada 3.000Km. Respetar los plazos y los kilometrajes máximos de cada aceite por tipo, vehículo y prestaciones. Siempre teniendo en cuenta las recomendaciones del fabricante. No mezclar distintos aceites de coche ni viscosidades ya que podrías provocar una alteración en sus propiedades.

No escatimes, a mayor calidad de aceite, mayor garantía para un buen mantenimiento del vehículo.

Nuestra recomendación son los ACEITES STP, disponible en diferentes formatos y tipos de aceite, disponiendo siempre de la mejor opción para su vehículo.