Siempre preocupados por la seguridad al volante, antes de salir de viaje asegúrate de llevar todo lo necesario en el coche para que un contratiempo sólo sea una anécdota de viaje. Por ello te explicamos cómo sería la forma más correcta de actuar en caso de avería en carretera.

Aprovechando el avance de las tecnologías intentar llevar siempre el móvil cargado para poder hacer cualquier llamada de emergencia, y más ahora que van a desaparecer los postes S.O.S de los laterales de las carreteras. En cuanto notemos que nuestro vehículo está teniendo una avería, encender las luces de emergencia para avisar a los otros conductores que estamos teniendo un percance e intentar llegar al arcén con nuestro vehículo antes de que se detenga por completo, de tal forma que no interfiramos en el tráfico, y no pongamos nuestra vida ni la de los demás en riesgo.
Antes de bajar del vehículo ponernos en chaleco reflectante, por lo que es muy importante llevarlo al alcance del conductor, dentro del habitáculo, como por ejemplo, la guantera. Sólo es obligatorio que lo use el conductor, pero siempre sería recomendable que lo llevasen puesto todos los ocupantes del coche. Bajar del coche, asegurándonos que no hay ningún tipo de peligro y que somos perfectamente visibles, nos bajaremos y nos colocaremos en un lugar seguro fuera de la carretera, y a ser posible detrás de las vallas de protección. ( Si por ejemplo nos hemos quedado parados en mitad de una curva, antes de colocar los triángulos intentaremos avisar a los otros conductores mediante señales para evitar cualquier colisión, una vez el tráfico haya aminorado colocaremos los triángulos de señalización.

¿Cómo se colocan los triángulos? Si la carretera es de dos sentidos, colocaremos uno delante y otro detrás, a una distancia mínima de 50 metros (unos 50 pasos). Si estamos en autovía o autopista (carreteras de un único sentido) o con más de tres carriles en el mismo sentido, podemos prescindir del triángulo delantero, y podremos los triángulos por detrás, donde sean visibles a una distancia de 100 metros. Una vez ya está bien señalizado lo más recomendable es llamar a la grúa o servicio de emergencias y esperar a que lleguen.